LEGRIS

Idioma

PARKER HANNIFIN ESPAÑA SA | P.O. Box No. 74 C/ Estaciones, 8 - P.I. Las Monjas - 28850 Torrejón de Ardoz (Madrid), ESPAÑA
Tel. : +34 (0)902 330 001 | Fax : +34 (0)916 757 711 | E-mail : parkerspain.legris@parker.com

Sistema de redes de aire comprimido

Historia de los sistemas de redes de aire comprimido, comparación de alternativas, ejemplos de sistemas, control de los costes de explotación, directrices, condensación, apertura o cierre de sistemas de aire comprimido

Show / Hide

Utilidad de un sistema de red de aire comprimido

La finalidad de un sistema de canalización de aire comprimido es distribuir aire comprimido a los puntos en los que se utiliza.

El aire comprimido tiene que distribuirse con un volumen suficiente, la calidad y la presión adecuadas para propulsar correctamente los componentes que utilizan el aire comprimido.

La fabricación de aire comprimido es costosa. Un sistema de aire comprimido mal diseñado puede aumentar los gastos de energía, provocar fallos en los equipos, reducir el rendimiento de la producción y aumentar los requisitos de mantenimiento.

En general suele considerarse cierto que los costes adicionales realizados en la mejora del sistema de canalización de aire comprimido resultarán rentables muchas veces durante la vida del sistema.

El aire comprimido se utiliza en muchas instalaciones industriales comerciales y se considera una utilidad esencial para la producción. Las redes de aire comprimido de aluminio Transair ofrecen racores herméticos con flujo de paso total que crea un sistema que consume menos.


El sistema Transair se instala rápidamente y está listo para una presurización inmediata.

Los componentes pueden extraerse y cambiarse y permiten la realización de modificaciones al diseño de forma inmediata y sencilla, reduciendo el tiempo de interrupción de la producción.

A diferencia del rendimiento de las redes de acero, que se deterioran con el tiempo debido a la corrosión, el aire está limpio con un rendimiento óptimo del caudal gracias al empleo del sistema Transair.

Gracias a la gran oferta de tamaños en Ø 100 mm, Ø 76 mm, Ø 63 mm, Ø 40 mm, Ø 25 mm y Ø 16,5 mm y a una amplia gama de accesorios, el sistema Transair satisface los requisitos de numerosas instalaciones industriales y talleres. Además, su fácil instalación, el ahorro de energía y la flexibilidad del diseño de las soluciones de canalización de aire comprimido de Transair no tienen rival.

Show / Hide

Historia de las redes de aire comprimido

Show / Hide

Ejemplo de una red de aire comprimido

Show / Hide

Control del coste de explotación

Costes de caídas de presión: para compensar las caídas de presión, el compresor debe esforzarse más, lo que implica un mayor consumo de energía y costes adicionales.

• Coste de las caídas de presión durante un periodo de 10 años:



Las tecnologías que ofrecen tuberías de interior liso (aluminio, plástico) proporcionan una elevada reducción de la caída de presión y, por tanto, de los costes de explotación. En cambio, los sistemas de acero galvanizado, que se oxidan y cuya superficie interior se pica tras varios años de uso, provocan mayores costes de explotación.

Costes anuales: en términos de rendimiento general frente a costes, la elección no debería depender únicamente de la tecnología y del precio de adquisición. El coste exacto de un sistema también incluye los costes de explotación anuales (como la instalación y puesta en servicio de un sistema).


• Ejemplo de costes anuales para un sistema de 200 m:

 

Operating: addition of drops, pressure drop, leaks, maintenance
Commissioning: leak detection, painting
Installation: materials, labour

Show / Hide

Directrices para optimizar un sistema de tubos de airem

La instalación de un sistema de tubos de aire debería llevarse a cabo de acuerdo con determinadas directrices. Estas páginas incluyen diversas recomendaciones que deberán observarse para obtener la seguridad, la fiabilidad y el rendimiento esperados de su sistema de tubos de aire.

• Las curvas y derivaciones implican caídas de presión. Para evitarlas, utilice conjuntos: permiten modificar el sistema y evitar obstáculos.

• Limite las reducciones excesivas de los diámetros de los tubos, que también implican caídas de presión.

• Los componentes roscados crean fugas cada vez mayores con el paso del tiempo; escoja materiales que no se corroan.

• Garantice un aire limpio de calidad constante.

• El tamaño de un sistema tiene una influencia directa sobre el buen rendimiento de las herramientas: escoja el diámetro apropiado dependiendo del caudal requerido y la caída de presión aceptable.

• Para facilitar el acceso para el mantenimiento, no ubique un sistema bajo tierra.

• Instale las bajadas lo más cerca posible de las áreas de funcionamiento, por tanto, donde las herramientas precisen el máximo caudal

• Instale los soportes de los tubos de la forma siguiente: dos soportes por 3 m de longitud de tubo y tres soportes por 6 m de longitud de tubo.

Apertura o cierre rápidos y seguros de un sistema de aire comprimido Para garantizar la seguridad de los operarios del lugar de trabajo, las tareas aéreas están sujetas de varias normas que pueden precisar el uso de equipos especiales. Puesto que se maneja desde el suelo del taller, la válvula de cierre remoto garantiza:

• la seguridad del personal evitando el riesgo de tener que subir para acceder a ella;
• un manejo rápido sin necesidad de escaleras, andamios ni equipos elevadores

Show / Hide

El problema de la condensación

La variación de la temperatura entre el aire exterior y el aire del interior de las redes de aire crea una caída en la temperatura del aire en la red y provoca la condensación del vapor de agua presente en el sistema.

El condensado se acumula dentro de las tuberías y circula a través del sistema.

El condensado afecta negativamente a las aplicaciones neumáticas, por tanto, debemos garantizar que no alcance la estación de trabajo si queremos evitar averías.

El método tradicional es instalar una curva

 

El agua condensada permanece así en el sistema principal y la estación de trabajo no se ve afectada por aire de escasa calidad.

Es esencial dotar las redes de aire comprimido de tomas que incorporen un cuello de cisne, incluso cuando se utilice un secador. Los secadores únicamente eliminan una proporción del agua presente en el aire comprimido, puesto que la condensación sigue produciéndose debido a las variaciones en los niveles de temperatura.

Además, dichas bajantes con cuello de cisne aumentan la seguridad y la protección de los equipos y las herramientas neumáticas en caso de que el secador se averíe o funcione mal. Por ejemplo, un compresor que genere 500 m3/h cfm a 20 °C puede producir 11 litros de agua por hora.

Crear estas bajantes con cuello de cisne requiere tiempo y son necesarias muchas conexiones, lo que aumenta el riesgo de fugas. Una solución más rápida y moderna es utilizar una brida con cuello de cisne integrada (véase a continuación).