LEGRIS

Idioma

PARKER HANNIFIN ESPAÑA SA | P.O. Box No. 74 C/ Estaciones, 8 - P.I. Las Monjas - 28850 Torrejón de Ardoz (Madrid), ESPAÑA
Tel. : +34 (0)902 330 001 | Fax : +34 (0)916 757 711 | E-mail : parkerspain.legris@parker.com

Materiales de los tubos

Show / Hide

Canalizaciones de acero negro y cobre

Durante muchos años, el cobre y el acero negro han sido los aplastantes favoritos para los sistemas de aire comprimido en fontanería. No obstante, los recientes avances en la tecnología de materiales han convertido los tubos termoplásticos en una alternativa segura y económica a los materiales tradicionales.

Una gran ventaja de los tubos, tuberías y racores metálicos es que los instaladores están familiarizados con ellos y con las técnicas para unirlos. Mientras que el acero negro es económico, su instalación requiere mucho tiempo y una gran intensidad de mano de obra. Además, las juntas roscadas suelen ser fuente de fugas. Esto acarrea el aumento de los costes de explotación porque los compresores deben funcionar durante más tiempo para compensar las fugas. Aunque las conexiones entre los racores y los tubos de cobre son menos propensas a las fugas, los componentes de cobre son más caros y la instalación también requiere una gran intensidad de mano de obra, sobre todo en el caso de diámetros grandes.

Pero estos no son los únicos inconvenientes de los sistemas de canalizaciones metálicas. La corrosión interna puede provocar incrustaciones y picaduras en las superficies internas.

A medida que los productos de la corrosión se combinan con la humedad y otros contaminantes, se acumulan en las superficies interiores del tubo y los racores, aumentando su rugosidad. A medida que el diámetro interno se vuelve más rugoso, aumenta la caída de presión en el sistema.

De nuevo, esto acaba costando dinero al reducir la eficiencia del sistema de aire comprimido. Y lo que tal vez es más importante, las partículas pueden desplazarse y atascar o dañar equipos

Show / Hide

Canalizaciones de PVC

Debido a sus inconvenientes, los usuarios de sistemas de aire comprimido han estado buscando alternativas a los tubos y canalizaciones metálicos tradicionales.

Durante los últimos diez años, se han desarrollado plásticos industriales que presentan una alternativa atractiva a las canalizaciones metálicas.

Las canalizaciones de PVC son relativamente económicas, fáciles de instalar, ligeras y resistentes a la corrosión. Sin embargo, el PVC tiene un inconveniente importante: es frágil.

Un golpe involuntario podría provocar la destrucción de la tubería, poniendo en peligro al personal que se encontrase a su alrededor. La mayoría de los fabricantes de tubos de PVC advierten frente al uso de PVC para aire comprimido debido a la posible responsabilidad derivada de dichos fallos.

El Plastic Piping Institute (instituto de canalizaciones de plástico), en su recomendación B afirma que las canalizaciones de plástico utilizadas para el transporte de aire comprimido en sistemas de superficie deberían protegerse en revestimientos de seguridad a menos que su fabricante recomiende otra cosa.

 

Nota:

En muchos estados, la agencia estadounidense para la seguridad y la salud en el trabajo (OSHA) ha intervenido prohibiendo el uso de plásticos frágiles como el PVC en estas aplicaciones, y otros estados están haciendo lo mismo.

La norma más estricta de Estados Unidos la ha emitido la OSHA de California. Incluye cinco pruebas, así como el requisito de marcar exhaustivamente los tubos y racores. Estas pruebas incluyen ensayos hidrostáticos a largo plazo, ensayo de cojín a corto plazo y tres ensayos de choque especializados, todos para garantizar la seguridad y ductilidad del sistema. Los ensayos de choque incluyen golpes a tubos presurizados y congelados tanto con percutores planos como afilados, utilizando diversas fuerzas, y golpes a un tubo congelado con un percutor semiesférico, utilizando diversas fuerzas. Los fabricantes tienen que presentar los resultados de estos ensayos para su revisión previa solicitud. Al especificar un sistema termoplástico, por motivos de seguridad es importante que su proveedor cumpla con la normativa.